martes, 16 de diciembre de 2008

Elogio a la duda.

Si fuera una canción, sería muchas. Si fuera un libro, sería un montón. Si fuera una pintura, sería todas. El tema es que apenas somos unos mamíferos desubicados que pelaron un cerebro que no iba y ahora se comen el garrón de tener dudas existenciales y planteos filosóficos. Que pena la del ser humano, tener que vivir dos vidas: La natural, que es la que le dió su cerebro y a la vez lo condenó a su cuerpo y a todo lo material; y la racional, que, a pesar de ser hija no reconocida de la primera, trata de cambiarla, contradedecirla y refutarla, creando así, dioses para desacreditarla y ciencia para descubrirla.

Por mucho empeño que le ponga, estoy feliz de asegurarlo, el hombre no puede controlar del todo su lado natural. Lo que le provoca una constante y dolorosa paradoja entre su faceta de mamífero, que lo lleva a desear y a ser instintivo, y su lado racional que trata de explicar todo lo que percibe. Al llegar a la muy elegante conclusión de que no se puede conocer todas las respuestas, da a lugar a las represiones culturales y explicaciones tan diversas como disparatadas, que vienen de la razón de mucha gente que lo único que no hizo fue usarla. Explicando y convenciéndose así, de que para todo hay una respuesta y que lo que no tiene respuesta no vale la pena y no puede ser tenido en cuenta.

Me cago, en todos los aspectos, en el orgullo y la soberbia humana de no poder aceptar la duda y la falta de respuestas. Niego con esto la utilidad de la ciencia y del desarrollo intelectual? Al contrario, aceptarnos limitados e incompletos nos da la pauta para ver el mundo como es, con curiosidad y hambre de información. Sin superheroes ni santos, ni demonios ni autoridades absolutas.

El ser humano: es destructivo o creador? es un animal o un ser intelectual? es un ser espiritual? No lo se, pero puedo decir que no existe la exclusividad en el humano. Somos un poco de todo. Podemos oscilar entre la apatía mas profunda y el compromiso mas extremo; la rebeldía absoluta y la sumisión mas lamentable; la crueldad menos pensada y la ternura más entrnecedora; la opulencia mas exhuberante y la simpleza mas pintorezca... Así somos, así vivimos.

Cómo podemos decir que somos todos iguales? Cómo podemos desear el socialismo y la igualdad? Cómo podemos plantearnos un cambio cuando está todo dicho? Y me respondo: Somos distintos, por eso no podemos hacer diferencias. Deseamos el socialismo y la igualdad porque cada vez que alguien se queja de robos, de estafas, de corrupción, de injusticia, de inseguridad o de cualquier mal social se nos ocurre la misma relación: Capital y Burgesía. Dios y el Estado. Y no está todo dicho, la última palabra no la tiene nadie, la historia así lo demuestra y ya le cobrará al imperialismo todas sus deudas de sangre y oro. Ya lo hizo con otros imperios y sistemas, éste no va a ser la excepción.

No seamos negligentes ni indiferentes, y no es una exigencia ni un mandamiento, es un ruego penoso. Un llanto al entendimiento y a la paz.






Dormir? ya habrá tiempo.
Comer? el placer de unos pocos.
Trabajar? podemos hacerlo de forma placentera.
Estudiar? podemos hacerlo sin ser evaluados.
Crecer? compromiso diario.
Vivir? jodido, pero genial.
Morir? desconocido y escalofriante, pero nos toca a todos.

Libertad? ni la conozco ni la conoceré, pero como la quiero a esa hija de puta.


"Podemos cantar, podemos reir, podemos desear, podemos soñar, podemos escribir, podemos debatir, podemos llorar, podemos creer, podemos leer, podemos opinar y podemos votar.
Pero lo único que podemos hacer por el cambio es luchar y resistir. Porque la revolución no son canciones bellas y flores."






Firma: alguien que decididamente no es hippie, pero que le cabe en algún punto.

9 comentarios:

cronopio dijo...

"Porque la revolución no son canciones bellas y flores."

Esa frase me la tiraste en el tigre hace poco y lo que te odié capo, lo que te odié.

Igualmente, un texto genial como todos los que aparecen en este blog. No dejes de escribir mostro.

Te quiere infinitamente,


Caetano Veloso.

cronopio dijo...

Pd- Hay que darle al pueblo lo que pide: EUGENESIA YA!

Nicolás dijo...

JAJAJA qué grande el gordo.

Definitivamente la revolución no son canciones bellas y flores.
Somos racionales y pasionales.
Creo ser mas racional que pasional, es decir que por eso me reprimo bastante.

Y cuando leo estas cosas me brota por dentro esa misma sensación que le debe brotar a todo aquel que desea fervientemente un cambio social, y que verdaderamente siente en sí mismo la injusticia de esta sociedad. Más ganas tengo de estudiar, más ganas tengo de leer, más ganas tengo de hacer algo para cambiar toda esta mierda.



Y me despido con una frase hermosísima del Che, del gran Che, que sí de algo sabía era de ese ímpetu infranqueable por el cambio social, que en una carta a sus hijos, decía:





A mis hijos
Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:


Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds.

Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada.

Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada.
SOBRE TODO, SEAN SIEMPRE CAPACES DE SENTIR EN LO MÁS HONDO CUALQUIER INJUSTICIA COMETIDA CONTRA CUALQUIERA EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO. ES LA CUALIDAD MÁS LINDA DE UN REVOLUCIONARIO.



P.D: La mayúscula es mía. Esa frase realmente me estremece. Qué grande Che, ojalá muchos fueran como él. Por eso luchamos y no pensamos aflojar.




Un abrazo grande.


El Bocón.

Don electrón dijo...

Tá muy bueno el texto. Me gusta mucho. Y te digo más, me sorprende pq encontre varias coincidencias con lo q te conte de Descartes y cuando te lo dije no tenías idea, por lo que entonces vendrias a ser el Descartes del siglo XXI..

Comparto mucho esto del hombre como una suma de lo material y lo no material.
Quizá me haya parecido un poco descolgado el tinte politico y social que le diste al final del texto, pero no soy quien para decor que esta de mas o que falta algo. Mucho menos para calificarte y muchisimo menos para corregirte.

Te felicito nuevamente, y mas alla de lo q podamos compartir y de lo q no, pienso q esta muy bueno esto de escribir texto de opinion sobre algun tema, para dar lugar al debate.

Te mando un abrazo mostro de la vida. Y mas te felicito aún por el dibujo de Saint Bernard

Nacho

Jade dijo...

la duda es poesía... el devenir humano, que la ciencia pre, post y socrática, intentó combatir...
la revolución es el arte que esboza un fusil que nace de una poesía...
un abrazo grande...
muy buen texto

Julia dijo...

muy buen texto juancito.
no está todo dicho, asi que segui escribiendo.

un beso

Jade dijo...

decididamente... tengo un soplo importante de literatura que quisiera compartir... lo que firmaste es un conjunto de pulsiones que he estado vislumbrando todo este tiempo...
aunque en hombre eterno, tambien sigo escribiendo poesia ficcional y obscena...
un abrazo analogo...

●Sammer Litth● dijo...

interesante...

Nicolás dijo...

Breve.